Rusticostenerife

Así como la distribución de los muebles y objetos son importantes para el feng shui, también lo son los colores, dado que los mismos reflejan e influyen  sobre nuestros diferentes estados de ánimo.


 Los colores pasteles, naturales y maderas en el feng shui recuerdan la tierra, aumentan la sensación de seguridad, provocando en sus usuarios una  positividad y a su vez descanso, cuando nos excedemos con otros colores, pueden causar sensación de indiferencia, aburrimiento y opresión.

 

Los colores de la gama azul, este color ocupa gran parte de las superficies del planeta, cielo y mar, y generan una sensación de contemplación, y serenidad, ayudan a inhibir el apetito, y en exceso conducen a la soledad, la frialdad, y a la introversión de las personas.

Para las personas que desean perder kilos o mantener una vida saludable, el feng shui recomienda, si a los colores y luces naturales, tanto en el dormitorio, en oficinas, comedores y cocinas, pero deben alejarse de lugares que transmitan depresión regiones de climas fríos, y evitar exaltarse con colores que favorecen las estridencias e invitan a los excesos.